¿Se puede aprender inglés sin estudiar?

Estás deseando que te digamos que sí, ¿verdad? Pues… ¡sí! ¡Se puede aprender inglés sin estudiar! Aunque claro, todo depende de lo que cada uno entienda por estudiar.

¿Se puede aprender inglés sin estudiar?

Estás deseando que te digamos que sí, ¿verdad? Pues… ¡sí! ¡Se puede aprender inglés sin estudiar! Aunque claro, todo depende de lo que cada uno entienda por estudiar.

¿Qué es “estudiar” inglés?

Si por “estudiar” te refieres a sentarte en tu escritorio y apréndete cosas de memoria, a copiar de una hoja a otra listas interminables de verbos, sin pensar si quiera en cómo se pronuncian, o a leer esas explicaciones teóricas aburridas que ni se entienden –sí, sí, eso que llevas haciendo toda la vida y que hasta ahora te ha funcionado regular–, si te refieres a eso entonces claro que se puede aprender inglés sin estudiar. De hecho, es que estudiar así no sirve de mucho.

En cambio, si por “estudiar” te refieres a exponer tu oído a la mayor cantidad posible de inglés en todos los acentos que puedas, a dedicarle horas de tu tiempo a repetir estructuras en voz alta hasta que se te fijen, teniendo muy en cuenta tu pronunciación, a forzarte a ti misma o a ti mismo a utilizar las palabras y expresiones que vas aprendiendo, a ser constante y a comprometerte a hacer un poquito todos los días, entonces no. Entonces lo sentimos, pero no se puede aprender inglés sin estudiar.

Cuanto más hables y escuches, menos tendrás que estudiar

El inglés no es como la Historia o el Derecho. No se trata de engullir libros y memorizar información. Aprender inglés se parece más a entrenar para jugar al tenis. Vamos a ver por qué.

En realidad, la teoría no es siempre tan complicada. Pongamos un ejemplo: la “s” de la tercera persona del singular. La inmensa mayoría de la gente sabe que no se dice “She play football”, sino “She plays football”. Y sin embargo, esa inmensa mayoría de la gente, en la práctica, se sigue equivocando con cosas tan sencillas como ésta. ¿Por qué? Volvemos a lo de siempre: porque se memoriza la información, pero no se practica lo suficiente.

Por eso decimos que aprender inglés se parece más a entrenar para jugar al tenis. En realidad tienes que entrenar tu oído, tu mente y tu aparato fonador (las partes de tu cuerpo que usas para hablar), para acostumbrarlos entender, producir y  pronunciar el inglés, igual que Nadal se entrena para ejecutar un saque perfecto. Y esa práctica no la consigues “estudiando”, la consigues escuchando y hablando inglés.

Menos estudiar y más repasar

Con los idiomas, el repaso lo es todo. No basta con que veas una expresión una vez. Así no se te va a quedar grabado en la cabeza; no porque no se te den bien los idiomas, sino porque a tu cerebro no le da tiempo a asimilarlo y fijarlo como es debido. Para que el inglés se te quede, tienes que repasar continuamente todo lo que aprendas. No pases al pasado simple hasta que no domines el presente simple, pero de verdad, hasta que no cometas ni un solo error, hasta que las cosas te salgan de forma automática. No pases a los phrasal verbs si no dominas los verbos auxiliares: “do”, “be” y “have”, que por otra parte son los que más vas a utilizar en tu día a día. No quieras aprenderlo todo ya porque no se puede. Ve dando pasitos pequeños, pero firmes, y repasa constantemente lo básico. Lo básico son los cimientos de tu inglés; si no están bien construidos, tu edificio se derrumbará antes de llegar al tercer piso. 

En resumen…

No estudies inglés; entrénate para hablar y entender el inglés. Los idiomas no son información como otras materias. Los idiomas son un conjunto de destrezas que, más que estudiando, se adquieren entrenando. De hecho, no es que se pueda aprender inglés sin estudiar, es que no se puede aprender inglés si lo único que haces es estudiar. Si pretendes aprender a desenvolverte en inglés desde tu escritorio, leyendo y memorizando, sin escuchar, sin practicar en voz alta, y sobre todo sin repasar, te deseamos buena suerte. Y si no quieres perder el tiempo estudiando, ya puedes empezar a hacer todo lo contrario.

¿Quieres clases de inglés por cero euros?

Apúntate a nuestro curso por email gratuito y recibirás las lecciones en tu email cada quince días.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Gramática

Gramática

El pretérito perfecto continuo en inglés: clase exprés

Si sólo tienes dos minutos para descubrir cómo se forma el pretérito perfecto continuo en inglés, esta clase exprés es para ti.

clase exprés|hablar del pasado en inglés|nivel básico|

Gramática

Gramática

El presente perfecto en inglés: clase exprés

¿Sólo tienes un par de minutos para ponerte al día con el presente perfecto? Perfecto. Este artículo te va a gustar.

clase exprés|hablar del pasado en inglés|nivel intermedio|

Gramática

Gramática

El presente perfecto en inglés (afirmativa)

Aquí tienes la primera entrega sobre el presente perfecto. ¡Empezamos con las oraciones afirmativas!

hablar del pasado en inglés|nivel intermedio|